Se parte del gang: recibe emails de novedades, recetas y chismorreo


Merluza al estilo de Cipri

Puede parecer paradójico. Todo el mundo vive realidades en su trabajo distintas a las que vive fuera de él. Pero a veces, hablando con unos y con otros, parece al final que las personas que tienen que transitar las grandes diferencias que hay en nuestras sociedades son las únicas que se dan cuenta hasta qué punto todo está tan relacionado.

A veces una merluza puede ser una gran metáfora: Cuando el día se complica, te llama, una guardia inesperada, el “¡qué tarde llego!”, el “hoy no me da tiempo a comer" uno se acuerda de repente de un comentario, de la idea de una amiga con una solución de urgencia particularmente afortunada. A veces fantaseo que es así como se inventaron las grandes ideas en la cocina

En fin, salir corriendo, asistencia en comisaría, mujer de 27 años detenida y embarazada de 7 meses por una pelea con su novio en plena calle. Detenidos los dos, él con una esquizofrenia diagnosticada y en tratamiento. Ella más o menos lo mismo, con una personalidad bipolar. No se sabe si Dios los crea, los junta o sabe Dios quién, pero el caso es que “mantienen” (no se cual sería el verbo adecuado) un relación sentimental desde hace 3 años. Una candidiasis hace de detonante de la última discusión, eso y el correspondiente descubrimiento, por parte de ella, de una galopante infección vaginal, transmitida por el novio con una compulsiva afición por la prostitución más socialmente degradada. Se me ocurren mil sitios donde estas dos personas –no sé si juntos o por separado- debieran intentar solucionar sus problemas. Se me ocurre que volverán aquí muchas más veces, porque es en comisaría donde cada vez más las sociedades solucionan los problemas que no han querido solucionar antes. Lo más curioso del tema es que ella es una chica atractiva, él prácticamente no habla, tartamudo, apocado y con un punto de deformidad, pero que más por instinto que por maldad ha conseguido el enganche emocional a través de la humillación de que se vea sometida a la transmisión de enfermedades venéreas.

En el otro extremo del mundo, mi amiga Cipri, superviviente de todas las batallas, de todos los demonios, de los que te elevan para que no veas nada, de las que te hunden para que no puedas ver, y siempre con gusto y encanto para todos los placeres de la vida. Fue ella quién me dio esta receta para microondas, que ¡oh cielos! al principio produjo en mi exigentes prejuicios.

¿Merluza y microondas en la misma receta? El resultado: excelente. Cocina en 10 minutos, sana y dispuesta a retar los paladares más altivos. ¿El secreto? Lo de siempre: buenas materias primas, especialmente un muy buen aceite de oliva, y el ingenio asociado a la experimentación de la necesidad.

Resumo pues esta versión microondada del papillote tradicional: 2 buenos lomos de merluza, 1 tomate Raf, 1 cebolla, sal y el mejor aceite. Y como accesorio un poco de papel vegetal para horno.

Picas en juliana la cebolla, echas un chorrito de aceite, un poco de sal y metes en el microondas minuto y medio.

Colocas los lomos de merluza sobre papel vegetal (papel para el horno) y el tomate raf -picado en rodajas muy finito-, salas y terminas con la cebolla recién sacada del microondas.

Y la gracia: Cierras el papel de cocina como si fuera el envoltorio de un caramelo y lo metes en el microondas a potencia máxima durante 5 minutos.

Y te sale la cantidad justa para que dos amigas puedan celebrar un rato agradable, charlando, entendiendo algo de lo que pasa en el mundo. Al fin y al cabo uno debe elegir sus amigos con criterios sencillos: son esos que, hagas lo que hagas con ellos, siempre suman.

Por cierto, planeando un viaje a Londres.

¿Qué opinas?

Nombre:
Email:
Comentario:



Dibuja la forma debajo (pa´ evitar spam):

Más blog

Podemos. Vota!

Cocinando encuestas

Manitas de cordero y Freud

Krantz de chocolate del sr. Ottolenghi

Vestiduras

Para ti

Arroz con Carabineros

Pastel Vasco

Beatus Ille

Macarrones Cardenal y el Telediario

Del pretendido cierre del Colegio San Ildefonso

Provoleta de Verduras

Judias Blancas con Oreja

Archifamoso Bizcocho de Yogur

Guiso para corruptos

Te deum gracias

Dumas y la cocina de pueblo

A nuestro querido Martin

No se por que, pero me mola Cantona

Reflexiones prenavidenas y pollo Kiev para mi amor

Amor y rabo de toro

Una tarta Bakewell para el G20

May the Google Translator be with us!

Hay que ver la mala cara...

Viva el Tomate

Cantabria o El elogio del bocadillo

Mezzogiorno: mare, amor y grano duro

Plutarco y la tarta de queso

Dedicado

Cerezas en el Jerte