Se parte del gang: recibe emails de novedades, recetas y chismorreo


Arroz con Carabineros y ¿te atreves a sonar?

"Yo creo que desde muy pequeño mi desdicha y mi dicha
al mismo tiempo fue el no aceptar las cosas como dadas.
A mí no me bastaba con que me dijeran que eso era una mesa,
o que la palabra "madre" era la palabra "madre" y ahí se acababa todo.
Al contrario, en el objeto mesa y en la palabra madre empezaba para mí un itinerario misterioso que a veces llegaba a franquear y en el que a veces me estrellaba
"
Julio Cortázar

Ahora que estamos en el buen camino de reconocernos pobres, culpables pobres, naturalmente pobres, ahora que cuando protestamos nos dicen que la hacemos por dinero, es decir, por ser pobres, ahora que ya somos demasiado pobres como para que nos reconozcan como ciudadanos, en fin, ahora que están a punto de ahogar el resentimiento de siglos en el sueño humedo de la sociedad democrática de clases, desde Burke hasta Hartz, desde Schmitt a Gallardón, ahora que volvemos a oír, como le dijeron en su día a Anguita con el atuendo, que quienes nos creemos para protestar si todavía nos gusta la comida, la belleza, la felicidad, ahora es el momento de comernos unos estupendos carabineros.

Da igual que sean de saldo, de prestado, de sobrado en mesas familiares más pudientes, de última hora en la pescadería, de elegante hurto alevoso en el hipermercado, de digna mendicidad transcultural o a escote por capricho unánime... La pobreza también es una forma de ver el mundo y, como dice el dicho, “acabas pensando como vives...”

Así que no me pregunten como, pero para la segunda comida del año los preparé con arroz ¡qué cunden más!, rico, rico...

Y en la línea de todo esto, la línea del atrevimiento, la creatividad y el valor de los sueños y las utopías, la línea del buen sabor de boca... y dedicado a todas estas familias de tantos profesionales a los que este inicio de año les han recordado en su magra nómina que sus huelgas, su lucha por una sociedad mejor para todos, les cuesta además mucho dinero, ofreceros este vídeo, a ver si entre todos nos animamos a ser más valientes, a remover el culo del asiento, a darnos cuenta de que debemos sentir plenamente cada uno nuestros días, a agradecer el esfuerzo de los que están ahí, ayudándonos a todos a dar pasos adelante, a deshacernos de la asfixia, a ocupar espacios compartidos que nos permitan sentirnos más orgullosos, más vivos y disfrutar más de todo lo que las vida nos ofrece...

Arroz con carabineros

Ingredientes

6 hermosos carabineros, 1 taza de arroz, 100 ml tomate frito casero, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, perejil picado, azafrán, y unas tres tazas de agua.

Procedimiento

Echar en la cazuela donde vamos a cocinar los carabineros con aceite hasta que se hagan ligernamente, sacarlos de la cazuela y reservar.

En ese mismo aceite sofreir lentamente la cebolla muy picadita, cuando esté suficientemente pochada, echar los dientes de ajos machacados y seguir rehogando unos segungos. Echar unas hebras de azafrán, retostar y finalmente echar el tomate frito, reduciendo hasta que quede un poco aceitoso.

Justo antes de comer rehogar en el sofrito el arroz, echar después los carabineros y el agua espolvorear con el perejil picado y dejar cocer a fuergo vivo unos 10 – 11 minutos, con cuidado de que el agua sea suficiente para que esté un pelín caldoso.

Servir inmediatamente... y a soñar...

El arroz y el video se lo recomiendo especialmente a mi prima Bea que compartió conmigo este plato.

Comentarios

21/09/2013 15:13:27

Palacete o granja desvencijada. Me apuntooooo!!!!!

Gloria

06/01/2013 15:21:32

gracias Gloria! me encanto el arroz con carabineros, todo un honor!!me encanta el video. un abrazo!!

05/01/2013 10:17:26

Déjemos de arrastrarnos por la molicie ¡YA!

Gloria

04/01/2013 22:09:20

A proposito di sogni.... quando compriamo il palazzetto per andare a vivere tutti insiem?e

¿Qué opinas?

Nombre:
Email:
Comentario:



Dibuja la forma debajo (pa´ evitar spam):

Más blog

Podemos. Vota!

Cocinando encuestas

Manitas de cordero y Freud

Krantz de chocolate del sr. Ottolenghi

Vestiduras

Para ti

Pastel Vasco

Beatus Ille

Macarrones Cardenal y el Telediario

Del pretendido cierre del Colegio San Ildefonso

Provoleta de Verduras

Judias Blancas con Oreja

Archifamoso Bizcocho de Yogur

Guiso para corruptos

Te deum gracias

Dumas y la cocina de pueblo

A nuestro querido Martin

No se por que, pero me mola Cantona

Reflexiones prenavidenas y pollo Kiev para mi amor

Amor y rabo de toro

Una tarta Bakewell para el G20

May the Google Translator be with us!

Hay que ver la mala cara...

Viva el Tomate

Cantabria o El elogio del bocadillo

Mezzogiorno: mare, amor y grano duro

Plutarco y la tarta de queso

Dedicado

Merluza al estilo de Cipri

Cerezas en el Jerte